Institucionales

La asfixia financiera que atenta contra la actividad productiva regional

La compleja coyuntura económica que padece el sector empresarial en general se ve potenciada por las excesivas insostenibles tasas que cobra el sistema financiero, como consecuencia de la política restrictiva que impulsa el gobierno nacional.

  
10/09/2019

La caída de ventas en el mercado interno, el aumento de los insumos y materias primas tras las diversas devaluaciones de la moneda local y la búsqueda permanente de sostener las fuentes de trabajo son denominadores comunes en la agenda de cualquier empresario, sin importar tamaño o sector. 

Lamentablemente, la situación se agrava cuando el empresario decide acercarse a un banco para disponer de herramientas financieras que lo ayuden a cumplimentar el pago a proveedores, trabajadores y al mismo Estado (impuestos). La política restrictiva del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que busca aspirar los pesos del mercado para "mantener el dólar barato" choca de frente con el desarrollo de cualquier actividad productiva. 

Frente a esto, en lugar de utilizar los depósitos bancarios para potenciar la actividad empresarial, los bancos utilizan el dinero de la gente para prestarlo al BCRA suscribiendo las LELIQS (que son simples pagarés del BCRA en favor de las entidades bancarias y cuyas  tasas de interés operan como las tasas mínimas de referencia del mercado monetario).

Pymes exportadoras sufren nuevas trabas

Como elemento adicional, tras las medidas que adoptó el Gobierno Nacional para restringir las operaciones en dólares (control de cambios o simplemente "cepo"), muchos bancos decidieron no renovar las líneas de créditos en dólares para financiar las operaciones de las pequeñas y medianas empresas exportadoras (los que siguen cotizando, lo hacen con una tasa de interés en dólares prohibitiva). 

Al mismo tiempo, los bancos tampoco están recibiendo las autorizaciones del BCRA para hacer frente a las "cartas de crédito" (se trata de una condición de pago que eligen los exportadores para asegurarse el cobro de sus mercaderías vendidas. Una vez que los productos son recibidos por el comprador en otro país del mundo, éste emite una carta de crédito desde un banco internacional a uno argentino. Y el banco local es quien descuenta esta carta de crédito para que el exportador cobre el dinero). Esto está generando complicaciones en la cadena de pagos que dependen de la cobranza de esas ventas al exterior
 
AGENDA DE EVENTOS 2019
CONTACTOS DE INTERÉS
© Copyright 2019 - CCIRR (Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región) - Necochea 84 - 03492 436500 / 435071 / 432400
Institucional | Asociados | Edición impresa | Suscribase | Newsletter | Publicidad | Contacto | Privacidad | Términos y Condiciones
Todos los derechos reservados.     Desarrollado por: Fullmedia - KNU Consultora