San Juan, Río Negro y Entre Ríos adhirieron a la ley de riesgos del trabajo