La industria lleva al Congreso un plan para suavizar la recesión