Más Noticias

Los alquileres siguen dinamizando la actividad inmobiliaria

El nivel de compraventas de inmuebles todavía no repuntó en la forma esperada, viéndose además afectada por "la desaparición del crédito hipotecario", conforme evalúa el titular de la Cámara Inmobiliaria de Rafaela.

  
27/06/2019
Como desde hace unos años a esta parte y por distintos factores –aunque todos vinculados en mayor o menor medida con el contexto macroeconómico-, las locaciones temporarias de viviendas son "el caballito de batalla" de las inmobiliarias de la ciudad, por sobre las operaciones de compraventa.
El dato se desprende de una charla que en la víspera mantuvo CASTELLANOS con el presidente de la Cámara Inmobiliaria, Luis Gaggiotti, entidad nucleada en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR).
Aunque existen otras incidencias del crítico escenario macroeconómico: "Hubo reacomodamientos también en este rubro. Hay familias que alquilaban casas de dos o tres dormitorios, grandes, y se pasaron a casas más pequeñas", ejemplificó Gaggiotti, con crudeza.
El dirigente también se refirió al caso "de los estudiantes, que antes hasta en un 70 % de ellos alquilaba un departamento para vivir solos, es decir, residía una persona, hoy en día se ve mucho más el compartir el alquiler entre dos o más. Eso es un reflejo de que la capacidad de pago está diezmada", continuó.
En la misma línea, sostuvo: "El alquiler no puede seguir el ritmo de la inflación. El inquilino no puede pagar. No puede hacer frente a una actualización de un 50 %. Hoy estamos manejando porcentuales de entre un 25 al 35 %, depende de cómo estaba el nivel de actualización del alquiler que se venía pagando. El aumento siempre será superior en el caso que se venga pagando un monto muy desfasado", sostuvo el empresario.
En cuanto a la ley de alquileres que quedó trunca en el Congreso, Gaggiotti reafirmó la histórica postura del sector: "Considerábamos que no hacía falta. La Cámara Inmobiliaria junto con Federación Inmobiliaria de la República Argentina que nuclea a 25 cámaras de todo el país en múltiples ocasiones han manifestado que esa ley lo que hacía era exactamente lo contrario a lo que se decía pretender, es decir favorecer al inquilino. Porque imponía condiciones rígidas que después en la realidad importaban dificultades para la gente. Por eso quedó frenado ese debate". 
"De todos modos la dinámica es más versátil", resumió el entrevistado. "Uno siempre trata de compatibilizar los intereses de los propietarios con las necesidades de los inquilinos".

La compraventa, sin el despegue deseado
"Todavía estamos en una situación de reacomodamiento del mercado. No olvidemos que venimos de una devaluación muy grande del año pasado, y eso provocó una desestabilización importante especialmente en poder definir los precios", mencionó Luis Gaggiotti respecto a la compraventa de propiedades.
Al respecto refirió a una consecuencia consabida: "Los valores de las viviendas en dólares han bajado, en general". "La magnitud (de esa baja) depende un poco de la ubicación del inmueble, mientras que los que están en el microcentro mantienen más o menos los mismos valores, los que están más alejados han bajado sí o sí, excepto algunos casos con calidad en la construcción". 
En consecuencia, en ese proceso "de reacomodamiento", para Gaggiotti "hay propietarios que aceptan esas nuevas condiciones, entendiendo que esta situación no tiene retorno, va a continuar y se decide a concretar operaciones y otros que no". 
Ese aspecto favoreció según el entrevistado "en casos puntuales de gente que tenía dólares el poder hacer negocios importantes, bien asesorados". 
En cuanto a la divisa norteamericana, no solamente opera como valor de referencia. Muchos se desprenden de una propiedad siempre y cuando el pago sea también efectivamente concretado a cambio del dólar billete. Empero, "por la volatilidad que tuvo en los últimos meses, a varios vendedores no les quedó alternativa que hacer las operaciones en pesos. Y parte de esos casos era el que vendía para después comprar. Y también compraba en pesos. Es una cadena que se flexibilizó bastante".

Sueños postergados
Luis Gaggiotti se refirió con crudeza a la dificultad con la que se encontraron los tomadores de créditos hipotecarios UVA, situación que ya fue objeto de publicaciones anteriores de este Diario, dando cuenta de la marcha atrás de muchas operaciones luego de la mega-devaluación de comienzos de 2018.
"Hay una franja es la que más sufrió, y que en consecuencia estamos notando la falta de ese cliente. El de la clase media, con perfil de parejas jóvenes que por lo general cuenta con dos sueldos y puede pagar una cuota interesante del orden de entre los 12 y los 20 mil pesos", detalló. "Y fue la que movió mucho el mercado inmobiliario el año pasado y sobre todo, el anteaño. Los créditos hipotecarios prácticamente desaparecieron de un día para el otro, aumentó mucho la actualización UVA, el nivel de exigencia de los Bancos". 
A raíz de ello, el comprador mayoritariamente "es el que tiene el dinero en la mano, sea por algún ahorro, (o excedente de su actividad como puede ser la agropecuaria), o porque vende una propiedad para comprar otra y sale a buscar algo pagando de contado", describió finalmente.

Fuente: Diario Castellanos 

 
AGENDA DE EVENTOS 2019
CONTACTOS DE INTERÉS
© Copyright 2019 - CCIRR (Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región) - Necochea 84 - 03492 436500 / 435071 / 432400
Institucional | Asociados | Edición impresa | Suscribase | Newsletter | Publicidad | Contacto | Privacidad | Términos y Condiciones
Todos los derechos reservados.     Desarrollado por: Fullmedia - KNU Consultora